miércoles, 11 de diciembre de 2013

Colciencias y el Sputnik

La siguiente anécdota fue contada por Alberto Ospina, fundador de Colciencias el viernes 5 de diciembre de 2013 en Boston, durante la reunión de la Diáspora Científica Colombiana. Evento financiado por Colciencias.

“En 1957 cuando yo estaba estudiando en MIT sucedió que los rusos pusieron a orbitar el primer satélite artificial, su nombre era el Sputnik. Entonces en Estados Unidos se generó un gran entusiasmo por identificar las razones por las cuales los rusos habían tomado la delantera en ciencias aplicadas y su aprovechamiento para algo que ayudara a avanzar a la humanidad. Entonces se identificó que los libros de texto y la manera como se estaba enseñando la ciencia en Norteamérica no era la más apropiada y crearon un comité para el estudio de las ciencias físicas (Phisical Sciences Study Commitee - PSSC). Este comité localizó su grupo de trabajo en MIT. Resulto que los materiales producto del PSSC crearon una revolución en la enseñanza de la física en Estados Unidos, después se adelantaron esfuerzos en química, biología y matemáticas. Entonces esa revolución yo quise llevarla a Colombia. Entonces yo me hice amigo de los profesores míos de física y los convencí de que me dejarán utilizar esos materiales en Colombia porque me gustó mucho lo que estaban haciendo. Cuando llegué a Colombia, no encontraba qué hacer con esos materiales pues no había una institución en el país que ayudará a promocionar la enseñanza de la ciencia. A pesar de esto, en Colombia tuve algún relativo éxito porque pude adaptar los materiales con ayuda de la industria privada y amigos del MIT-Harvard club de Colombia con los que creamos una institución que se llamó fundación para el fomento educativo y el avance de la ciencia y la tecnología. Después de muchas reuniones durante los años 60, al final de la década, en 1968, logramos un buen grupo de trabajo que convenció al gobierno de la necesidad de una institución en Colombia de apoyo la ciencia y la tecnología. Hicimos un seminario en Fusagazuga sobre ciencia y tecnología para el desarrollo, a principios del 68 con científicos, empresarios y funcionarios del gobierno de Estados Unidos y de Colombia y se trabajó por una semana. Un excelente seminario, presidido por el ministro Gabriel Betancourt Mejía, y quien había ofrecido unos recursos para el evento. Yo fui el director ejecutivo y al final del seminario se llegó a la conclusión de que había necesidad de crear una institución que promoviera la ciencia y la tecnología en Colombia. Yo como director ejecutivo le presenté las conclusiones del seminario al Presidente de la República, Carlos Lleras Restrepo, quien me dijo que yo tenía que ser el primer director de esa institución. El proceso de creación fue realmente muy corto, el seminario fue en marzo, y aprovechando las facultades extraordinarias que tenía el presidente se dictó el decreto ley que estuvo listo en octubre. Así qué esta es la pequeña historia de cómo Colciencias nace de un acontecimiento mundial que fue el lanzamiento del Sputnik.”

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada