viernes, 8 de noviembre de 2013

Cartagena, primera princesa

El Universal, 8 de Noviembre de 2013 12:02 am (Enlace)

Hace poco Cartagena fue referenciada por la reconocida revista norteamericana Conde Nast Traveller como “la tercera ciudad más bella de Latinoamérica”. Los destinos de Centro y Suramérica seleccionados por los lectores y presentados en la publicación son, en su orden, Buenos Aires, Cuzco, Cartagena, Paraty (Brasil) y Antigua (Guatemala).

Lo irónico de esta importante mención es que aparece justo cuando los cartageneros vemos impotentes cómo la ciudad esta simultáneamente inundada y seca. Inundada por las lluvias que en menos de 15 minutos dejaron varios sectores de la ciudad bajo las aguas y seca porque al mismo tiempo más del 90% de la ciudad se encontraba sin servicio de acueducto.  Para rematar, segun informes de prensa, la interrupción del servicio de agua se dio por una falla en unasubestación eléctrica,  evidencia de la debilidad de la infraestructura de servicios públicos de la ciudad.

En contraste, el Banco Mundial publicaba el informe Doing Business 2014, que ubica a Cartagena en el puesto 18 del ranking de competitividad nacional, por debajo de otras ciudades costeñas como Sincelejo (16), Riohacha (12), Montería (10), Valledupar (8) y Santa Marta (6).
La paradójica situación refleja la dicotomía de la ciudad: iluminada y oscura, bella y fea, opulenta y pobre. Una Cartagena que se muestra ordenada y limpia en eventos internacionales, pero que permanece caótica y sucia la mayor parte del año. Una ciudad de contrastes, donde nuevas y grandes inversiones en infraestructura hotelera se erigen en medio de alcantarillas rebosadas.

La sostenibilidad de los reconocimientos que recibe la ciudad por su patrimonio cultural depende en gran medida de la colaboración y coordinación de esfuerzos entre distintos actores de la sociedad: empresas,estado y academia. Un ejemplo de articulación de esfuerzos para lograr una mejor ciudad es la labor que viene desarrollando el Comité Universidad Empresa Estado (CUEE) como escenario que coordina iniciativas de los distintos actores. El CUEE genera una oportunidad para superar de manera estructurada los problemas que afectan la competitividad de la ciudad, no sólo como destino turístico, industrial o comercial, sino como residencia permanente de alrededor de un millón de personas. Esperemos entonces que mecanismos de coordinacióncomo el CUEE permitan que, luego de los reconocimientos, una nueva coronación de la más bella de Colombia y de la celebración de las fiestas de independencia, no regresemos al estado de letargo permanente en que vivimos, coronados y como si nada estuviera pasando.

* Decano de la Facultad de Economía y Negocios, UTB.

dtoro@unitecnologica.edu.co

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada